sábado, 4 de enero de 2020

Las mamás nunca mueren

_¡Me quiero morir!!!_ exclamó mamá.
_ Má, las mamás nunca mueren_respondió Hele.
_ Hele, todos nos morimos_ le respondió mamá.
_ No mamá,las mamás no mueren _ contestó Helena. 
Y siguió jugando tranquila, convencida por sus propias palabras.

jueves, 2 de enero de 2020

Magia, magia, magia...

Hoy mamá me regaló una varita mágica. La saqué del estuche y blandiéndola, dije:
- Magia, magia, magia... Helena se convierte en un león!!
Helena se puso más blanca que una hoja (blanca). Y fue corriendo a mirarse al espejo.

jueves, 29 de agosto de 2019

Mi mamá imagina el futuro: acá ya estoy en el secundario....


Miré hacia la otra ventana y vi las copas de los árboles. El verde lo inundaba todo y sentí que ese era mi destino, pero ¿Cómo salir de allí?
Desde que me ratié del colegio, mi mamá me encerró en mi habitación. Ya hacía dos días que estaba allí, dentro de un departamento ubicado en el segundo piso de un edificio de cinco. Sólo se me permitía salir para ir al baño y mi mamá entraba dos veces por día a dejarme algo de comida. Me había dicho: “Después de estar una semana aquí dentro, te vas a dejar de sentir aburrida y encerrada en la escuela”.
Y todo por culpa de Lorena que, llegando a la puerta de la escuela, me dijo: “¿Y si nos rateamos?” Fuimos a desayunar al bar de la esquina y hablamos de un montón de cosas. Ya casi cuando nos estábamos por ir, entró la directora a almorzar y nos miró con cara de sorpresa. Se acercó y tan sólo nos dijo: “Tienen 24 amonestaciones. Una más y van a poder ratearse hasta el año que viene, ahí hacen quinto año tranquilas otra vez…”.
-          Mamá, mamá, abrime!_grité. Ya aprendí la lección!!
Y para mis adentros pensé: la próxima vez me voy a un parque.


miércoles, 21 de agosto de 2019

Helena tiene "novio"

Hoy Hele salió antes del colegio y mamá la llevó a tomar algo hasta la hora que saliera yo. En esa charla de café con leche chocolatada, Hele dijo:
- Mamá, tengo que contarte algo. Tengo novio.
- ¿Quién es? ¿Cómo se llama?_ preguntó mamá con mucha curiosidad.
- Mi amigo del Cole, Cayetano.
Cayetano, Cayetano, va a dar mucho trabajo_ seguramente pensó mamá. Pero lo pensó mejor y, en vez de eso, dijo:
- ¿Y ya le contaste a tus amigos?
- No
- ¿Y a Cami?¿Le contaste que Cayetano es tu novio?
- No
Entonces Hele aclaró:
- ¡Pero a él sí le voy a contar!

miércoles, 8 de mayo de 2019

Helena ya está entrenada


Papá repite: tenés que entrenar a las nenas, tenés que entrenar a las nenas.No pueden ser que estén como ballenatos frente la tele o jugando con la tablet mientras vos barrés, lavas los platos y los secas. Si estuvieran estudiando, te acepto que no ayuden en nada. Pero están tiradas, sin hacer nada útil.

O en esta otra versión más reducida:  si se acostumbran a no hacer nada, después van a tener problemas con el marido o con quienes convivan. Hay que entrenarlas.

Mamá se niega a entrenarnos, al menos en ese término. A mamá le desagrada la palabra “entrenar”. Le parece apropiada solamente para el gimnasio o el ejército.

Y nosotras nos resistimos. Desconfiamos de la dicha de ser hacendosas. Es lindo ver a mamá lavando los platos y a papá secarlos, verlo de reojo mientras miramos tranquilas la tele. Erasmo escribió Elogio de la locura, Eloy Martínez, Elogio de la culpa y Hele y yo vamos a escribir Elogio del ocio, seguramente de ahí surgieron los mayores logros de la humanidad aunque papá no lo crea.

Quizás por eso nos sorprendió a todos cuando Hele dejó de mirar la tele, se levantó, agarró un repasador con decisión, fue derechito a la cocina y le dijo a papá muy seria: - “Mamá no tiene que hacer nada. Vos tenés que hacer todo y además darle mucha plata”. Y volvió a seguir mirando la tele.

Papá y mamá se miraron. No se dijeron nada. Pero si los ojos de mamá hablaran, seguramente le hubieran dicho: “¿Viste como las entreno?”.

miércoles, 11 de abril de 2018

No hago caso.... ni en sueños...

_ Mamá, mamá!!!! Vení!! Tuve una pesadilla!!!
_ Uy Cami, qué pasó? Qué soñaste?
_ Soñé que me caía em una fosa de animales salvajes....
_ Uy, y qué pasaba?
_ Nada, al final vos me ayudabas a subir de nuevo...
_ Pero Cami, eso no es una pesadilla. Pesaddilla es si estás frente a una fiera y querés correr, pero no podés. O si corrés y te persigue y no sabés si te va a alcanzar o no.
- Bueno mamá, pero me angustié mucho. Te quedás un ratito conmigo en mi cama?
- Bueno Cami.
.....
Mamá se quedó reflexionando y al rato me preguntó:
- Cami, que hacías caminando tan cerca de la fosa de las fieras? No te digo siempre que hay que respetar todas las advertencias y señales?!
_ ....
_ Ves Cami? Ni en sueños hacés caso...
 
Acá Hele y yo en una plaza y lejos de todo mal sueño...

sábado, 26 de agosto de 2017

De como Helena logra caer siempre parada cual gato

 Acá arriba, Hele, viva desde chiquita. Y en la siguiente foto yo...
De como Helena logra caer siempre parada cual gato...John Austin en "How to make things with words" nos lo explica...

- TENGO HAAAAAMBREE !!!
- Camila, no ves que estoy cocinando? ESPERAAAA....
- Siempre me tratan mal, siempre me hablan mal. Helena dice lo mismo y a Helena le hablan bien...

Me voy. Me fui. Me acurruqué en el sillón. Me hice bolita. No quiero que me vean ni ver a nadie.

Al rato mamá viene a hablarme.
- Cami_me dice_ te voy a explicar porque Helena dice lo mismo, pero no la tratamos igual que a vos. Es porque no dice lo mismo.

Mamá sacó el libro "¿Cómo hacer cosas con palabras?" de la biblioteca. Tics que le quedaron de haber cursado Filosofía del Lenguaje, no se sale indenme de esa materia.  

- Austin decía que cada acto de habla, cada frase que pronunciamos implica un acto locucionario que consiste en emitir ciertas palabras con determinado sentido y referencia, un acto ilocucionario (ilo...qué?) que asocia lo dicho con cierta intención (pedir, preguntar, ordenar, etc.) y un acto perlocucionario que es lo que se consigue con lo dicho, el efecto sobre los sentimientos, pensamientos y acciones de quien escucha (en este caso, comer o que mamá se enoje). Hele y vos dicen lo mismo en el sentido locucionario solamente, es decir, expresan la misma idea usando palabras que tienen más o menos el mismo sentido y referencia, pero ahí se acaban las similitudes. Hele dice "Máá" de forma que suene como una canción y, siguiendo la misma melodía, agrega "tengo hambre". Entonces mamá le contesta; "Bueno pollita, ya pronto está la comida"
_ ... (quedé sin palabras ante la viveza innata de Hele)
_ Vení Cami, practiquemos, vamos a mejorar la parte "i" y "per" locucionaria de tu forma de hablar.
_ Mamá, mamá, má 💗
_ Mucho mejor Cami!!! ¿Ves Cami? La filosofía no nos sirve solamente para entender mejor el mundo en el que vivimos. También nos es útil para manejarnos mejor en él.